Pagina nueva 1

TRAGEDIAS DE AZAGRA

 

La Peña, una historia de tragedias

 

Unida íntimamente a la vida Azagresa, la peña a sido a lo largo de los tiempos la muralla que colocaba a nuestro pueblo entre la alternativa de su peligro o de las devastadoras crecidas del Ebro.
El 30 de junio de 1856 sobre las cinco y media de la tarde, se desplomó una parte considerable de la peña llamada "El Castillo" y arruinó seis casas dejando sepultadas entre sus ruinas a tres personas mayores vecinos de esta villa y a ocho gitanos que estaban guarnecidos a la sombra de una casa, trabajando cestillos y obras de mimbre ( según dice el libro V de los difuntos que tienen en la iglesia).
En una de las casa arruinadas se encontró una criatura de pecho en su cuna y la criatura se encontró sana viva y sin lesión alguna.
En total fueron 11 los muertos en esta tragedia que no era más que el preludio de la gran tragedia que acechaba a la villa.
El 21 de julio de 1874 a las cinco y cuarto de la mañana se desplomó una inmensa mole de la peña, sorprendiendo el sueño de una gran parte del vecindario. Destruyó 77 edificios habitados y en alguno de ellos se podían apreciar los cadáveres de las madres que aparecieron abrazadas con sus hijos. Todo el vecindario quedó consternado.
No se pudieron extraer todos los cadáveres sepultados entre las ruinas.
En total fueron 99 los muertos de esta tragedia comprendidos en edades entre los 2 meses y los 74 años de edad.
A raíz de este momento se empezó a realizar desmontes en la peña conteniendo así sus desplomes y corrimientos.
El 20 de enero de 1903 a las dos y media de la tarde un peñasco derribó un corral muriendo dos mujeres de 60 y 70 años.
De nuevo el 13 de mayo de 1946 dos niños que jugaban en la pared posterior a la basílica de la Virgen del Olmo se vieron sorprendidos por un gran desprendimiento de tierras quedando sepultados.
Posteriormente se han producido más derrumbes ocasionales pero no ha habido que lamentar víctimas.

 

La guerra civil

 

Después de la dictadura de Primo de Ribera se proclamó en 1931 la II republica. Los azagreses se tomaron la noticia con alegría y fiesta. Es entonces cuando empiezan a aparecer ideas política entre ellos llegando al punto de discusiones con arma blanca en 1935.
En 1936 se produjo al igual que en toda España la mayor tragedia humana de la historia de Azagra. La derecha, tomaron el ayuntamiento (entonces gobernado por la izquierda republicana) y asaltaron el centro socialista. Parte de la población huyó de la villa, otros fueron reclutados soldados para el frente. Unos 30 azagreses cayeron en combate.
Todo esto trajo consecuencias muy graves para los habitantes de Azagra. Se les obligó a trabajos agrícolas gratuitos y alguna de las mujeres socialistas le fueron rapadas la cabeza y obligadas a ingerir aceite de ricino.
Grandes tragedias habían asolado Azagra pero ningún suceso fue tan duro y tan cruel como el narrado anteriormente.
En todas estas acciones 72 azagreses perecieron por los errores humanos y la ignorancia. Varios miembros de familias desaparecieron. Todos los estamentos civil, militar e incluso el religioso se vieron involucrados en este triste periodo.
Este articulo no trata de revivir enfrentamientos sino narrar unos hechos históricos lo más objetivamente posible.
La información de este articulo ha sido sacada del libro que escribió en 1982 Félix Manuel Martínez San Celedonio.

 

Las grandes crecidas

 

Han sido muchas las veces que los azagreses han estado atemorizados por las grandes crecidas del Ebro. Pero de todas ellas hay que destacar tres que han sido las más perjudiciales para Azagra.
La de 1941, 1959 y 1960 aunque en este último año, se vivieron tres crecidas casi consecutivas que inundaron la villa.
En la crecida de 1941 se inundaron 60 casas, perdiéndose 362 animales a la par de infinidad de enseres y mercancías.
En otra de ellas un famoso azagrés apodado el " Matacuras" no quiso abandonar la casa y se vio obligado a abrir un agujero en el tejado y subirse encima de él a la espera de ser rescatado.
Todas las riadas han causado grandes daños materiales. A su paso el Ebro arrasaba los campos arrastrando edificios , materiales de labranza, árboles, animales domésticos etc.
Para poner remedio a estas crecidas se decidió construir diques de contención pero estos no fueron suficientes porque el agua seguía entrando en las casas.
Ya en 1944 se decidió hacer otro dique de contención (motarrón) de unos 12 kilómetros de extensión que protegiera el pueblo. Desde entonces el agua no ha llegado al pueblo aunque, en una crecida de 1977 el agua estuvo a punto de saltar pero gracias al esfuerzo de los vecinos fue evitado.
Ha habido muchas crecidas pero con menos importancia que las anteriores aunque hay que destacar la de este último año 2003, en la que el Ebro estuvo a punto de desbordarse.
Gracias a los motarrones ( diques de contención), lo que fue la "Venecia Del Ebro" pasó a la historia dejando tranquila a esta humilde villa.

 

Otras tragedias

 

TORMENTAS

Han sido muchas las tormentas que han caído en Azagra pero de todas ellas vamos a destacar las que más han perjudicado a nuestra villa.
El 21 de septiembre de 1918 cayó una pedregada que arrasó todos los campos del pueblo excepto sotojuela.
El 8 de junio de 1928 cayó tal pedregada que en las calle había setenta centímetros de piedra. La tromba de agua posterior se llevó los pellejos de vino. Dejó los campos completamente arrasados.
En 1948 cayó una tormenta de piedra el día de San Esteban cuando la gente, como es costumbre, estaba comiendo en los alrededores de la ermita.
Las última tormentas han caído estos años. El agua inunda las calles y en algunos lugares entra a las casa. El pueblo queda hecho un barrizal. Gracias a la colaboración de los vecinos el pueblo recupera la normalidad poco a poco.

LA GRIPE

En 1918 pegó fuerte en el pueblo. Como había tantos enfermos, se ponía una silla en la puerta como señal para que cuando pasara el médico supiera en que casas tenía que entrar y una cruz que indicaba si había algún fallecido.
Como podrán imaginar el pueblo estaba abarrotado de cruces y de si
llas aquel año.

EL CÓLERA

Ha sido una de las enfermedades más graves que afectó a los habitantes de Azagra.
Fue en 1885 cuando la localidad se vio azotada por una epidemia de cólera provocando la muerte de 131 vecinos de la villa.

 

Volver a la pagina principal